Reactiva Tu metabolismo

Nuestro metabolismo está compuesto por un conjunto de procesos que son usados por nuestro organismo para producir energía a partir de los alimentos que ingerimos. Para conservar la salud y recuperar una composición y/o distribución corporal idónea de cada tejido y órgano, es importante mantener una nutrición adecuada y no escatimar en alimentos saludables y en hacer ejercicio o moverse de una manera adecuada porque ..

Cuando existe un problema de salud específico como puede ser una artritis o cirugía reciente… habrá que ejercitarse de manera segura y personalizada. La actividad física y una alimentación saludable son dos requisitos imprescindibles para evitar el aumento de peso en la mediana edad y los problemas de salud que suelen acompañan a la madurez. Nuestro sistema digestivo tiene sustancias químicas que descomponen las partes de los alimentos en azúcares y ácidos, que son el combustible de nuestro cuerpo. El organismo puede utilizar esta energía generada, de inmediato o almacenarla en tejidos corporales, como el hígado, los músculos y la grasa corporal.

"No importa la edad, la actividad física es recomendable".

A medida que envejecemos, perdemos masa muscular y gasto de energía aumentando el almacenamiento de grasa. Tras cumplir los 40, se deben tomar medidas para combatir la obesidad porque el metabolismo cambia, quemamos menos calorías y descomponemos los alimentos de manera diferente. También se pierde músculo magro y aumentamos grasa abdominal, con lo que será necesario hacer más ejercicio y cumplir una dieta equilibrada.

El principal culpable del aumento de peso de la mediana edad es el “sedentarismo «. Comer en exceso y llevar un estilo de vida sedentaria pueden acelerar los cambios metabólicos relacionados con el envejecimiento y la obesidad, lo que puede causar un procesamiento anormal de la glucosa (azúcar que el cuerpo produce a partir de los alimentos y utiliza como energía). Estos cambios pueden llevar a desarrollar diabetes, que aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, ceguera, amputaciones y otras enfermedades.

"La obesidad aumenta el riesgo y reduce la edad de inicio de muchas enfermedades relacionadas con el envejecimiento"

Un trastorno metabólico ocurre cuando hay reacciones químicas anormales en el cuerpo que interrumpen procesos básicos, ya sea por demasiadas o muy pocas sustancias imprescindibles para mantenerse saludable.

Son habituales, diferentes grupos de trastornos metabólicos:

  • Algunos afectan la descomposición de los aminoácidos, los carbohidratos o los lípidos.
  • Otro grupo, las enfermedades mitocondriales, afectan la parte de las células que producen la energía.

Se puede desarrollar un trastorno metabólico si algunos órganos, como el hígado o el páncreas, se enferman o no funcionan adecuadamente (la diabetes, por un ejemplo).